Salud y Buenos Alimentos
 


   Salud y buenos alimentos | Nutricional | Nutrientes


Nutrición » Funciones y propiedades de la vitamina E en la alimentación


Nutrientes

  « Anterior

VITAMINA E

Siguiente »  

Fuentes de vitamina e

Frutos secos
Frutos secos, pescados, verduras/hortalizas -de hojas verdes- y cereales integrales (también los aceites vegetales germinales).

Propiedades, funciones y beneficios

La vitamina E tiene propiedades antioxidantes que ayudan a mantener la integridad de la membrana celular, protegiendo las células y aumentando la respuesta defensiva de éstas ante la presencia de sustancias tóxicas derivadas del metabolismo del organismo o del ingreso de compuestos por vías respiratorias o bucales.

Sus propiedades antioxidantes protegen, además de al sistema inmunológico, al sistema nervioso con el mantenimiento de la mebrana neuronal y al sistema cardiovascular evitando la destrucción de glóbulos rojos y la formación de trombos.

Asimismo, esta vitamina protege al organismo frente a la destrucción de ácidos grasos, vitamina A, vitamina C y selenio, y frente al envejecimiento causado por la degeneración de tejidos que trae consecuencias como la falta de memoria, siendo importante en la formación y renovación de fibras elásticas y colágenas del tejido conjuntivo.

Cantidad diaria recomendada de vitamina e

Uds: µg/día
Bébes Niños Embarazo Lactancia
0-0,5 0,5-1 1-3 4-8 <18 18-30 31-50 <18 18-30 31-50
4 5 6 7 15 15 15 19 19 19

Mujeres
9-13 14-18 19-30 31-50 51-70 >70
11 15 15 15 15 15

Hombres
9-13 14-18 19-30 31-50 51-70 >70
11 15 15 15 15 15

Absorción y almacenamiento en el organismo

La vitamina E es una vitamina liposoluble presente en nuestro organismo en diferentes formas (la más eficaz de ellas es alfa-tocoferol) y almacenada en el hígado, el tejido adiposo, el corazón, los músculos y las glándulas pituitarias. La vitamina E se conserva bien durante la cocción, aunque no en frituras ni ante la exposición a la luz o al oxígeno. Tiene especial relevancia en procesos de absorción del tracto gastrointestinal.

Deficiencia de vitamina e

La carencia de vitamina E no es habitual, aunque puede darse en casos de trastorno en la absorción y metabolismo de grasas, dificultad para la secreción de bilis o en los recién nacidos prematuros (con poco peso). Son síntomas de la deficiencia de vitamina E, la retención de líquidos, la destrucción de glóbulos rojos, afecciones en el sistema nervioso, alteraciones oculares, cansancio, apatía, irritabilidad o la disminución de la respuesta inmune.

Exceso de vitamina e

Las consecuencias del exceso de esta vitamina no son significativas, salvo en dosis muy elevadas donde pueden aparecer diarreas, dolor abdominal, hipertensión, fatiga, pérdida de vitamina C en la sangre, descenso de la resistencia ante infecciones bacterianas o sangrado (debido al efecto anticoagulante de la vitamina E).




Los nutrientes en nuestra alimentación

Hidratos de carbono
Proteínas
Fibra
Agua
Energía




Copyright © 2011-2017 | Aviso legal | juananvilla.es | panoramacreativo.com