Salud y Buenos Alimentos
 


   Salud y buenos alimentos | Nutricional | Nutrientes


Los nutrientes en nuestra alimentación


Nutrientes

Hidratos de carbono

Al igual que las grasas, liberan energía para que el organismo pueda desempeñar funciones como la respiración, bombeo de sangre o regulación de la temperatura corporal, además de permitir el desarrollo de la actividad física. [Más]

Grasas

Principalmente de origen vegetal, presentes en el aceite de oliva, aguacate, nueces... Fuente de energía, regulación la temperatura corporal, envoltura y protección de órganos vitales. [Más]
Principalmente de origen vegetal, presentes en aceites de semilla y frutos secos grasos, aunque también en el pescado azul. Fuente de energía, regulación la temperatura corporal, envoltura y protección de órganos vitales. [Más]
Principalmente de origen animal, presentes en lácteos, tocino, sebo... Fuente de energía, regulación la temperatura corporal, envoltura y protección de órganos vitales. [Más]
De procedencia animal, es necesario para la elaboración de otras sustancias como vitamina D, ácidos biliares o determinadas hormonas. El consumo excesivo puede generar sobrepeso y obesidad, pancreatitis, cálculos en la vesícula biliar... [Más]

Proteínas

Crecimiento y desarrollo del organismo y favorecimiento de la función estructural, de la enzimática (acelerando las reacciones químicas), de la homeostática (mantenimiento del pH) y de la inmunológica. [Más]

Vitaminas

Funciones de crecimiento y mantenimiento de los huesos, desarrollo celular de la vista, mucosas, epitelios, piel, uñas, cabello y dientes. [Más]
Colabora mediante el metabolismo de los carbohidratos en la producción de energía y en la absorción de glucosa por parte de cerebro y sistema nervioso. [Más]
Favorece la actividad oxigenadora intercelular, la producción de glóbulos rojos, el sistema inmunológico y la regeneración de tejidos. [Más]
Transformación de energía a partir de hidratos de carbono, proteínas y grasas y estabilización de los niveles de glucosa y ácidos grasos en la sangre. [Más]
Formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas, y mantenimiento de los sistemas nervioso e inmune en buen estado. [Más]
División y crecimiento celular, formación de glóbulos rojos, mantenimiento de la piel y favorecimiento del sistema cardiovascular. [Más]
Funciones del sistema nervioso, corazón y cerebro, conversión de ácidos grasos en energía y colaboración en el sistema inmunitario. [Más]
Propiedades antioxidantes que ayudan a eliminar ciertas sustancias tóxicas, formación de colágeno y mantemiento de cartílagos, huesos y dientes. [Más]
Absorción de calcio y fósforo, crecimiento celular, fortalecimiento del sistema inmune, transmisión del impulso nervioso y contracción muscular. [Más]
Propiedades antioxidantes, protección celular, mejora de los sistemas inmune y nervioso y renovación del tejido conjuntivo. [Más]

Minerales

Fortalecimiento de huesos, dientes y encías, regularidad de la frecuencia cardíaca, reducción de la tensión arterial y actividad neuromuscular. [Más]
Renovación de las células sanguíneas, transporte de oxígeno desde los pulmones hacia los diferentes órganos y refuerzo de defensas ante microorganismos. [Más]
Funcionamiento de los tejidos nerviosos y musculares, sistema circulatorio, metabolismo de otros nutrientes y desarrollo de la glándula tiroidea [Más]
Tono muscular y neuronal, transmisión de impulsos nerviosos, reforzamiento de huesos y dientes, y estabilizador del ritmo cardíaco y la presión arterial. [Más]
Formación de huesos, desarrollo de diferentes tejidos del organismo y mantenimiento de los sentidos de la vista, el gusto y el olfato. [Más]
Carácter oxidante, protección contra enfermedades cardiovasculares, mejora del sistema inmunológico y retardo del proceso de envejecimiento celular. [Más]
Regulación del balance ácido-base y la concentración de agua en sangre y tejidos. El exceso puede ocasionar problemas cardiovasculares, hipertensión... [Más]
Contracciones musculares, impulso nervioso y actividad cardíaca. Regulación del balance ácido-base y la concentración de agua en sangre y tejidos. [Más]
Formación y desarrollo de huesos, dientes y tejidos musculares, división y metabolismo celular, y mejora del rendimiento intelectual y la memoria. [Más]

Fibra

No es un nutriente propiamente dicho, pues la fibra no es asimilada por el organismo humano, pero su ingesta procura las condiciones favorables en éste para la eliminación de determinadas sustancias nocivas. [Más]

Agua

Favorece la hidratación de nuestro organismo, al que debemos abastecer con una cantidad que oscila entre los 2,7 y los 3,7 litros, dependiendo de cada constitución, de estados como embarazo o lactancia, o de la actividad física desarrollada. [Más]

Energía

No son un nutriente, aunque son consideradas en nutrición para el cálculo del consumo energético necesario para el desarrollo de determinadas funciones. Son aportadas por carbohidratos, proteínas y grasas. [Más]




Los nutrientes en nuestra alimentación

Hidratos de carbono
Proteínas
Fibra
Agua
Energía




Copyright © 2011-2017 | Aviso legal | juananvilla.es | panoramacreativo.com